francophonie

Ac
Fra

Sobre los orígenes de la lengua francesa

  • INFO : Academia Frances - Madrid

Orígenes

El territorio de lo que hoy es Francia empezó a ser poblado por los galos alrededor del siglo VII a. C., los cuales hablaban idiomas celtas que no poseían escritura. Hacia el suroeste, los aquitanos hablaban probablemente una lengua precursora del vasco, pero desconocían la escritura. En la zona de Massilia (la actual Marsella) los habitantes de las colonias griegas hablaban y escribían en este idioma, pero no lo difundieron más allá de sus colonias.

Todos esos idiomas y otros hablados en la antigua Galia seguramente fueron desapareciendo con la colonización romana y la progresiva implantación del latín. Con el declive del Imperio romano, una serie de pueblos de origen germánico llegaron a la Galia romana. Entre ellos, dos se establecieron de modo más consolidado: los francos en el norte y los visigodos en el sur, con el río Loira como frontera. A pesar de que ambos pueblos hablaban sus propias lenguas, pronto adoptaron el latín hablado por la población local. No obstante, el idioma hablado por los francos está en el origen del neerlandés que es un idioma germánico hablado hoy en día en sus distintas variedades en los Países Bajos, donde se le denomina holandés, en parte de Bélgica y en el extremo norte de Francia.

Durante mucho tiempo, el idioma hablado en el norte de Galia (en realidad ya Francia) es un latín más o menos evolucionado, con grandes influencias, fundamentalmente fonéticas del idioma germánico hablado por los francos. Al sur, la evolución es diferente, por lo que poco a poco se van diferenciando dos lenguas con una frontera que en principio se marcará en el Loira, aunque a lo largo de la historia irá desplazándose cada vez más hacia el sur. Al sur de esa frontera se hablaba la lengua de oc. La línea de separación iba del Macizo Central a la desembocadura del Loira en Nantes.

Nacimiento del francés

De cualquier modo, no resulta sencillo establecer el momento en el que el latín vulgar se transforma en francés o provenzal, pero ese momento hay que situarlo entre los siglos VI y IX. A partir del siglo VII ya se cuenta con testimonios de que la lengua hablada en el territorio de la actual Francia es diferente del latín y del germánico. El documento fundamental es el de los Juramentos de Estrasburgo (842), que se considera el texto más antiguo escrito en protoromance, en los que las diferentes tropas de los nietos de Carlomagno, Lotario, Carlos el Calvo y Luis el Germánico juran respeto a la división que se produce tras la muerte de Luis el Piadoso y que está marcada por el Tratado de Verdún, y se ven obligados a hacerlo tanto en latín, como en germánico y en un idioma romance, a caballo entre el latín y el francés. En Francia, los dos grandes dialectos romances antes mencionados pasarán a ser conocidos con los nombres de langue d'oc y langue d'oïl (en función del modo en que se decía «sí»). El francés actual es heredero de este último.

Poco tiempo después empieza a aparecer una literatura escrita por clérigos en este nuevo idioma, que con la aparición de los primeros textos literarios (el primero es la Secuencia de Santa Eulalia), entre los que destaca el Cantar de Roldán, el idioma romance fue consolidándose y diferenciándose cada vez más del latín. Poco a poco se transformó de idioma declinado en idioma analítico, en el cual el uso de preposiciones y el orden de las palabras en la oración reemplazan al sistema de casos.

Francés antiguo

Lo que se conoce como francés antiguo se fue consolidando a partir del siglo XI, y aunque hoy se estudie todo lo que se hablaba al norte del Loira como si se tratara de una sola lengua, en realidad se trataba de dialectos con elementos comunes.
La influencia germánica en el idioma obligó a usar en el lenguaje escrito algunos dígrafos para reproducir algunos de los sonidos que se utilizaban pero que no habían existido en latín vulgar. Así, la nasalización, uno de los elementos fonéticos más característicos de la influencia germánica en el francés se va marcando en la escritura por el uso de la n en posición final de sílaba. La evolución fonética de la u latina hacia el sonido que actualmente tiene en francés obligó asimismo a utilizar el dígrafo ou para reproducir el sonido original de dicha letra en latín.
A continuación se presentan algunas evoluciones fonéticas por siglos que dan una idea del ritmo de los principales cambios fonéticos acaecidos:

Latín

Proto-
romance

francés antiguo

francés
medio

francés moderno

siglo IX

siglo XII

siglo XV

siglo XVIII

siglo XXI

PĔDE-
'pie'

*'pɛde

/pieð/

/pieθ/
pied

/pie/

/pie/

/pie/
pied

MATŪRU-
'maduro'

*ma'turo

/ma'ðyr/

/mə'yr/
meür

/myr/

/myʀ/

/myʀ/
mûr

SCŪTU-
'escudo'

*(i)s'kuto

/es'kyð(o)/

/es'ky/
escu

/e'ky/

/e'ky/

/e'ky/
écu

SÆTA-
'crin'

*'sɛta

/seiðə/

/seiə/
seie

/soiə/

/swɛə/

/swa/
soie

FŒMINA-
'mujer'

*'femina

/femnə/

/femmə/
femme

/fãmə/

/fam(ə)/

/fam/
femme

HŎMINE-
'hombre'

*'omine

/omnə/

/ommə/
homme

/õmə/

/ɔm(ə)/

/ɔm/
homme

BĔLLUS
'bonito'

*'bɛllos

/bɛłs/

/bɛaus/
beaus

/be'au/

/bio/

/bo/
beau

HABĒRE
'haber, tener'

*a'bere

/a'veire/

/a'voir/
avoir

/a'vwɛr/

/a'vwɛʀ/

/a'vwaʀ/
avoir

IŪDICĀTU-
'juzgado'

*ʤudi'kato

/ʤy'ʤieð(o)/

/ʒy'ʒie/
jugié

/ʒy'ʒe/

/ʒy'ʒe/

/ʒy'ʒe/
jugé

CŎLLŌCĀRE
'poner, tender'

*kollo'kare

/koł'ʧier(e)/

/ku'ʧier/
couchier

/ku'ʃie(r)/

/ku'ʃe/

/ku'ʃe/
coucher